Adicciones: jóvenes realizan su rehabilitación en Laguna Oca

MINISTERIO DE LA COMUNIDAD

Desde las distintas áreas del Ministerio de la Comunidad se trabaja en programas articulados con otros estamentos en pos de un abordaje integral para problemáticas específicas. Es por ello que en el caso de jóvenes con dificultades de adicción, en el caso de la jurisdicción 5, se desarrolla una acción conjunta desde el Centro 20 de Julio que está dedicado al cuidado y rehabilitación de estos.

A este centro asisten diariamente más de doce jóvenes de entre 14 y 19 años de edad, quienes tienen la voluntad y el acompañamiento de sus familias en pos de superar el contexto que atraviesan,

El Centro 20 de Julio es de carácter educativo, brindando espacios para que los jóvenes puedan demostrar y expresar sus habilidades y aquello por lo que están pasando, algunas de las actividades son los talleres de electricidad, talleres de murga, actividades deportivas, espacios terapéuticos, todo esto acompañado por psicólogos y especialistas en adicciones.

En la actualidad este centro cuenta con doce jóvenes que han presentado una mejoría y un cambio en sus conductas y actitudes, es por ello que decidieron tener una jornada de dispersión y entretenimiento al aire libre, visitando la biosfera Laguna Oca donde desde media mañana y pasando el medio día disfrutaron de deportes y almuerzos, en el marco de un plan de actividades que contribuyen a fortalecer los lazos entre ellos.

La iniciativa fue acompañada por el ministro de la Comunidad, Telésforo Villalba; y la subsecretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Graciela Parola, además estuvo presente el equipo terapéutico del área de adicciones perteneciente al mencionado Ministerio.

El ministro de aseguró que “tomando lo dicho por el gobernador Gildo Insfrán, y aplicando eso en el campo, las políticas sociales están orientadas a brindar a cada formoseño el acompañamiento necesario para alcanzar su realización como persona, por medio de la participación de las organizaciones libres del pueblo, del individuo y de las familias, en el marco de una comunidad organizada”.

El funcionario finalizó asegurando que el eje del trabajo consiste en la continuidad de las acciones asistenciales y preventivas, al mismo tiempo que se busca la formación de nuevos operadores socio terapéutico en droga dependencia y capacitación para el equipo del programa. Quienes una vez en terreno deben aplicar todos los conocimientos adquiridos, puesto que cada caso es diferente y las situaciones, lugares y momentos suelen ser determinantes a hora de tratar con una persona que atraviesa por esta situación.

Ramón Rolón, jefe del programa provincial de prevención en adicciones, destacó el trabajo que se realiza y sobre todo la posibilidad de contar con un centro de atención en el lugar donde es necesario, “hay una decisión política de acompañar estos procesos y fortalecer estos espacios, donde los chicos son contenidos en el mismo lugar en el que ellos habitan sin la necesidad de trasladarse a otros espacios”.

Por otra parte también remarcó que este trabajo es gracias a la voluntad de los jóvenes de querer mejorar y que esto posibilita el acompañamiento en las casas y con las familias, realizando un trabajo que integra al núcleo familiar a la institución.