Mantienen pronóstico alentador sobre el ingreso de aguas del río Pilcomayo en el ciclo de crecida

La provincia mantiene un ritmo de trabajo en la zona del canal Las Torres

A partir de los trabajos que mantiene desde hace bastante tiempo el Gobierno provincial en la zona crítica del río Pilcomayo, y que a diferencia del año pasado para la misma época se mantiene el ingreso de agua a territorio formoseño, entre otros elementos, hacen que se mantenga un pronóstico alentador sobre el próximo ciclo de crecida del curso que se inicia a partir de fin de año.

Por estos días se desarrolla una permanente labor de turnos diarios de más de doce horas incluso de la anfi-excavadora de la DPV que mantiene activo el ingreso de agua, si bien en un caudal mínimo de 8 metros cúbicos por segundo, pero de todos modos se entiende como muy importante porque en épocas atrás para la misma época no escurría absolutamente nada.

Incluso el despliegue de recursos humanos y máquinas viales está presto para trabajar en otro sector distante de este punto en torno a las correderas, las que permitirán conducir de manera optima las riadas durante el ciclo de crecida hasta el bañado La Estrella.

Se insiste en torno a que “sin ser lo óptimo, es un contexto alentador si nos retrotraemos al año pasado cuando para el mismo periodo no ingresaba absolutamente nada”.

Asimismo, técnicos viales refirieron a que la ejecución por parte de la esfera de Planificación, Inversión, Obras y Servicios Públicos de importantes trabajos de canalización, limpieza y correcciones en la franja critica del río Pilcomayo, posibilitó este mejor escenario.

También se mantiene un monitoreo constante y se dispone de un tiempo útil hasta diciembre para delinear acciones que permitan mantener el ingreso de las aguas y sobre todo estar prestos para el inicio del periodo de crecida.

“Hay balances que hay que hacer, estacionales y anuales, de todos modos si comparamos una fotografía a julio del año pasado al de este año, en el 2012 teníamos caudal cero, y no existía el canal Las Torres, ahora lo tenemos activo a partir de los travajos permanentes”, señalaron los técnicos.

El mínimo caudal tiene como destinatario final el bañado La Estrella, que no satisface todas las necesidades ambientales que tiene este gran humedal, pero permite dotarle mínimamente de un caudal de agua que lo mantiene en parte”.

 

Importantes labores

 

Hay un gran despliegue de personal y maquinarias dispuesto por Vialidad Provincial a fin de ejecutar los trabajos que permitieron el ingreso de las aguas del rio Pilcomayo a territorio formoseño.

Estos trabajos se ejecutaron en la zona crítica del cauce, el cual a partir del año 2010, durante el período de aguas bajas, vio interrumpido el ingreso de las aguas a territorio argentino debido a la colmatación parcial del cauce del río Pilcomayo propiamente dicho entre la embocadura del canal paraguayo y el inicio del Canal Farías.

En ambos casos se ejecutaron obras de limpieza de sedimentos en el fondo del cauce del río y del canal Farías, mediante las cuales se logró el ingreso de un caudal mínimo para aguas bajas.

Luego se definió la necesidad de intervenir nuevamente en el fondo del cauce del curso, pero además, en forma complementaria, teniendo en cuenta la configuración planimétrica de la embocadura del canal paraguayo y el ingreso del río Pilcomayo a territorio argentino, se ejecuto una derivación hacia nuestra provincia, de tal manera que permita captar las aguas en el presente período de estiaje, mejorando las condiciones del ingreso a territorio argentino.

Esta obra contó con el consenso de las autoridades de la Comisión Binacional del Río Pilcomayo conformada por autoridades de las Cancillerías de Argentina y Paraguay.