TERCER MILENIO

La decisin poltica de enfrentar una nueva adversidad


Como acostumbra hacerlo cuando así lo exigen las circunstancias ligadas a cuestiones sensiblemente ligadas al sentimiento popular, Gildo Insfrán no dudó en dar la cara tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que, aunque reconoce la validez de la política sanitaria formoseña, ordenó que en quince días hábiles se disponga el ingreso de 8.321 personas que solicitaron su ingreso a la provincia.
El propio mandatario reveló que más de la mitad de ese número no cuenta con domicilio declarado aquí y que, aunque se trate de una situación de extrema exigencia para la estructura local, confía en que la comunidad formoseña sin diferencias de ningún tipo se habrá de unir, organizar y solidarizarse para enfrentar esta nueva adversidad planteada en plena pandemia.
Es probable que la reacción gubernamental de acatar la manda del máximo tribunal de justicia de la Nación sin dilaciones haya desacreditado determinados criterios sectoriales, no obstante lo cual nunca ha faltado a su compromiso de ajustarse a los designios legales más allá de que sostenga la validez y la relevancia de la estrategia política que le ha permitido a Formosa sostener el mejor estatus sanitario del país.
Y como lo hizo en ocasiones en que se presentaron otras emergencias –por inundaciones, sequías, tornados y fenómenos de la naturaleza, así como producto de la injusta e inequitativa gestión nacional– el gobernador volvió a convocar a una legión de voluntarios para que se sumen a este verdadero desafío que plantea la Corte ya que en un plazo extremadamente breve se debe organizar la logística integral para atender el conjunto de demandas sobre todo la sanitaria que desafía a la estructura que se ha mostrado sólida desde marzo.

Estrategia exitosa

Reconoce Insfrán que la provincia despliega una estrategia sanitaria con resultados extraordinario ya que se logró mantenerla libre de covid-19 durante 89 días desde la declaración de la emergencia en marzo pasado.
Ese quehacer es calificado por la máxima autoridad como “una gesta enorme” y reconoce que fue posible por la acción conjunta de pueblo y gobierno para resguardar la salud y la vida de los 640.000 formoseños.
Formosa cuenta con la menor cantidad de casos de coronavirus y de fallecidos del país ya que solamente tuvo que lamentar el deceso de un comprovinciano a causa de la enfermedad viral hasta el momento.

Gratitud al pueblo

No dudó en expresar su gratitud a todo el pueblo formoseño por el esfuerzo realizado en los últimos meses y que ha permitido el mantenimiento del actual estatus sanitario excepcional, manifestando que esa acción colectiva evitó miles de contagios y salvar centenares de vidas, trasladando su reconocimiento especial al personal de salud y seguridad que se ha destacado por su profesionalismo y compromiso en la estratégica y delicada primera línea de lucha.
Hubo también palabras de agradecimiento para todos los intendentes municipales por trabajar mancomunadamente con el gobierno provincial para proteger la vida de sus vecinos y comunidades pero también a aquellos quienes desde el ámbito privado o público se identificaron y comprometieron con las medidas sanitarias y protocolos elaborados para la protección de todos.

Desafío descomunal

Si bien admite que es mucho lo ejecutado hasta ahora lo que viene, por la manda de la Corte, representa un desafío descomunal.
Interpreta que el fallo, consecuencia de una medida cautelar, impacta en una de las medidas sanitarias más estratégicas y efectivas que se ha implementado hasta ahora, en obvia referencia al Ingreso Ordenado y Administrador de Personas, que desde el inicio de la pandemia ha permitido que ingresen al territorio 6.721 personas a los que se sumaron los ingresos irregulares y el incumplimiento de los protocolos sanitarios con sus respectivos contactos estrechos que demandó poner en cuarentena segura a 10.890 para evitar la circulación viral comunitaria.
Si bien el alto tribunal reconoció la potestad provincial de adoptar las medidas de prevención que considere necesaria frente a la pandemia y que el programa fue concebido para la protección de la salud pública también ha entendido que los plazos establecidos para el ingreso de esas personas inscriptas serían limitaciones irrazonables la autonomía personal y a la libre circulación.

Acatar la manda

Insfrán fundamentó la postura que ha venido sosteniendo en todas las instancias judiciales, responde al convencimiento que el derecho a la salud y a la vida de los 640.000 formoseños son los bienes jurídicos superiores a proteger en el marco de una pandemia, permitiendo regular con mayor intensidad otros derechos como el de la libre circulación. Frente a la decisión de la Corte, el jefe del PEP fue categórico: “Mantenemos este pensamiento así como el programa de ingreso ordenado y administrado puesto que no ha probado que exista otra modalidad mejor y más segura para el ingreso de personas en ningún otro lugar del país”.
De todos modos, se manifestó respetuoso de las instituciones de la República y, en consecuencia, Formosa dará cumplimiento a lo ordenado por Corte haciendo notar que los formoseños se aprestan a enfrentar uno de los mayores desafíos que les ha tocado enfrentar como pueblo.
De allí que los haya convocado a ser, como nunca, protagonistas de la historia ya que en los próximos días se pondrá a prueba toda la capacidad de respuesta de la que es capaz la comunidad en su conjunto.
En el Consejo de Atención Integral de la Emergencia se reveló que el operativo ya está en marcha para habilitar los alojamientos, distribuir los recursos de salud y de seguridad pertinentes y encarar la logística de la alimentación integral de quienes comenzarán a ingresar a Formosa.
Justo L. Urbieta

Compartir esta noticia :