Miércoles, 28 de Octubre de 2020

Capital »  El 20 y 21 la provincia pagará segunda cuota del SAC a empleados públicos

El sueldo de diciembre se cobrará el 30
“Las fechas son el viernes 20 para pasivos y sábado 21 para activos en cuanto al aguinaldo, con la particularidad que el Banco de Formosa abrirá las puertas para facilitar el pago de este compromiso del estado provincial. El lunes 30 del corriente en jornada única se cancelarán los sueldos de diciembre tanto al sector activo como a beneficiarios de la Caja de Previsión Social”, informó Miguel Antinori, subsecretario de Hacienda y Finanzas.

El subsecretario de Hacienda y Finanzas, Miguel Antinori, brindó una conferencia de prensa este viernes y anunció que la segunda cuota del sueldo anual complementario se pagará el 20 y 21 de diciembre, mientras que los haberes del mes de diciembre se pagarán el lunes 30. Habrá adelanto de coparticipación a comunas el 27.
“Las fechas son el viernes 20 para pasivos y sábado 21 para activos en cuanto al aguinaldo, con la particularidad de que el Banco de Formosa abrirá las puertas para facilitar el pago de este compromiso del estado provincial. El lunes 30 del corriente en jornada única se cancelarán los sueldos de diciembre tanto al sector activo como a beneficiarios de la Caja de Previsión Social”, informó el funcionario.
Señaló que “la previsión que se estuvo desarrollando en todo el ejercicio, venimos previendo mensualmente la necesidad de liquidez para atender este desembolso más que importante, que estará en $4.500 millones de pesos, si le agregamos la atención de anticipo de coparticipación a municipios que también está prevista su transferencia el 27 para las distintas comunas”.
“Nuestro cronograma financiero en cuanto al cierre del año está financiado con recursos propios y en este mes con este impacto más que importante, la provincia vuelve a financiar su rubro más importante del presupuesto, sin acudir al crédito. Por lo tanto la gestión financiera en este ejercicio, que fue muy difícil, porque las variables que nos habían prometido desde el Gobierno nacional en cuanto a inflación, tipo de cambio, evolución del PBI, transcurrido el tiempo fueron más que desacertadas y obligaron a Formosa –como a las distintas jurisdicciones provinciales– a rearmar sus esquemas presupuestarios y lo que representan los flujos de liquidez que mes a mes se deben prever para terminar el ejercicio económico financiero con equilibrio y superávit, como Formosa hace 16 años viene manifestando”, detalló Antinori.
El funcionario avanzó al explicar que “este año cerramos con superávit, debemos destacar que tuvimos una baja real de la recaudación, al mes anterior teníamos un interanual acumulado al mes de noviembre una caída de los diez puntos, en términos acumulados de lo que representa la evolución de los recursos como Coparticipación federal, leyes especiales, financiamiento educativo, eso impacta en la financiación del presupuesto y sostener la posibilidad de garantizar el funcionamiento de servicios básicos en salud, con medicamentos que incrementaron, combustible, comedores, partidas que son críticas y que la provincia pudo sostener y garantizar a la población esos servicios básicos”, remarcó.
Deudas
Antinori fue consultado sobre las deudas que tomó la provincia de Formosa en los cuatro años de gestión del ex presidente Mauricio Macri y explicó que se trató solo una del PROSAP, 10 millones de dólares destinados a obras de electrificación rural.
“A pesar de estos compromisos asumidos en moneda extranjera, la provincia pudo ejecutar su plan de obras, en un proceso de redefinición de prioridades, pudo generar equipamiento para hospitales y fuerzas de seguridad, inauguraciones que son características del doctor Insfrán, por lo tanto habla a las claras que haber concertado un proceso de deuda no fue un límite para que la provincia en el marco de cuentas públicas ordenadas y sostenidas, pudo permitirse tomar esa deuda y generar la atención de electrificación rural”, indicó Antinori.
 
Alberto Fernández
 
Fue consultado además sobre las expectativas generadas con el nuevo gobierno: “La expectativa es otra, hay una expresa manifestación del presidente de tener una administración federal y básicamente, desde las provincias acompañar este desafío de ordenar el escenario macro económico del país que es una tarea muy difícil”.
Se mostró esperanzado porque –dijo– “habrá un proceso de gestión de equipos, hay prioridades, pero que se trabaje en equipo bajo una impronta nacional y popular, está garantizada la defensa de intereses del país, es lo fundacional. Desde ahí entiendo que surge lo necesario que es lo técnico, político, con el marco de prioridades de poder salir de esta encrucijada”.