Miércoles, 21 de Octubre de 2020

Capital »  El Poder Ejecutivo mandó al Congreso un proyecto para reestructurar la deuda externa

Diputados comenzará a debatir la próxima semana
La iniciativa ingresó ayer y busca darle al Gobierno las herramientas para poder “estructurar, ejecutar y resolver de manera ordenada y prolija” la crisis de la deuda. El proyecto anunciado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, consta de 9 artículos, y empezará a ser tratado el próximo martes en la comisión de presupuesto de la Cámara baja.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció el envío al Congreso de un proyecto de ley que tiene por objeto darle sostenibilidad a la deuda externa de la Argentina. La iniciativa fue enviada ayer por la tarde al Parlamento, según anticipó en una conferencia de prensa brindada en el Palacio de Hacienda.
El funcionario dijo que “la ley nos dará condiciones para poder estructurar, ejecutar y resolver de manera ordenada y prolija la crisis de la deuda”.
Aseguró además que en materia de deuda “la situación del país es crítica”, por cuanto se enfrenta “una profunda crisis”, que atribuyó a lo que se ha hecho en la materia. “Fue un desastre”, indicó, enfatizando que “en dos años el país rifó el acceso al mercado de créditos internacionales, aumentó brutalmente el endeudamiento y no generó un aumento de su capacidad productiva para hacer frente a los compromisos que habían tomado”.
Guzmán cuestionó la negociación con el FMI, que en 2018 le permitió al Gobierno de Cambiemos acceder al préstamo “más grande en la historia” de ese organismo, y conforme el discurso que viene desarrollando la administración del Frente de Todos el mismo “se usó para financiar deuda y salida de capitales”.
El proyecto de ley, denominado “de sostenibilidad de la deuda”, busca brindar a los acreedores señales de “buena fe y voluntad de pago”. 
“Nos dará condiciones para estructurar y ejecutar las operaciones necesarias para lograr el objetivo de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública”, señaló Guzmán.
“Estamos pidiendo a los acreedores que nos den tiempo para resolver un problema de descalabro macroeconómico que ha afectado a todo el país”, enfatizó, precisando que la idea es que el proyecto sea tratado en estas extraordinarias.
El texto, que consta de 9 artículos, tendrá su primer round el martes 28 de enero en la comisión de Presupuesto de la Cámara baja, la que por el momento preside el diputado del Frente de Todos, el neuquino Darío Martínez, hasta que asuma Carlos Heller.
En tanto, el miércoles 29 tendrá lugar la reunión de labor parlamentario en la que participarán todos los jefes de bloque de la Cámara y donde se fijará el temario de la sesión del 30 de enero en la que buscará aprobarse este proyecto.
 
El Gobierno pide amplias facultades 
 
El proyecto prevé autorizar al Palacio de Hacienda a prorrogar la jurisdicción a favor de tribunales extranjeros y renunciar a oponer defensa de inmunidad soberana respecto de reclamos en la jurisdicción que se trate.
La iniciativa designa como autoridad de aplicación de esa ley al Ministerio de Economía, “pudiendo dictar las normas aclaratorias y/o complementarias que fueran necesarias para el cumplimiento de la presente ley”.
En su tercer artículo, el proyecto declara que “las políticas de endeudamiento inconsistentes con la capacidad de repago en divisas y que priorizaron los instrumentos bajo legislación extranjera tornan indispensable la restauración de la sostenibilidad de la deuda pública externa para recuperar en su integridad el ejercicio de la autodeterminación financiera y económica de la República Argentina”. 
A tal fin, se autoriza al Ministerio de Economía a “contemplar en la normativa e incluir en los documentos pertinentes las aprobaciones y cláusulas que establezcan la prórroga de jurisdicción a favor de tribunales extranjeros, y que dispongan la renuncia a oponer la defensa de inmunidad soberana, exclusivamente, respecto a reclamos en la jurisdicción que se prorrogue y con relación a los contratos que se suscriban y a las operaciones de crédito público que se realicen”.
Además, el proyecto aclara que la renuncia a oponer la defensa de inmunidad soberana “no implicará renuncia alguna respecto de la inmunidad de la República Argentina con relación a la ejecución de bienes”.
El artículo 4 establece que quedan excluidos “los bienes protegidos por cualquier ley de inmunidad soberana que resulte aplicable” para evitar las controversias judiciales surgidas en el pasado cuando los fondos buitres quisieron embargar bienes del Estado nacional.
El Ejecutivo remarca la importancia de la aprobación de esta ley “dado que el perfil de vencimiento de la deuda pública externa no admite aplazar el tratamiento de la normativa que aquí se propicia hasta el momento que se debata el proyecto de ley nacional de Presupuesto”.