Miércoles, 12 de Agosto de 2020

Capital »  El Gobierno ya trabaja en medidas posptandemia

REFORMA TRIBUTARIA Y NUEVA COPARTICIPACIÓN
El presidente brindó algunas pistas concretas sobre su programa. En primer lugar, se refirió a la necesidad de una reforma tributaria. Mencionó la injusticia del IVA, que deben pagar indistintamente ricos y pobres y de Ganancias. Desarrollar el federalismo es otro de los ejes en los que trabaja Fernández.

El presidente Alberto Fernández lo adelantó el lunes. “Estamos pensando en el día después. Es una batería de 4 puntos sobre los que queremos proponerle a la Argentina un nuevo contrato social para ser un país mejor donde la igualdad sea la regla y la solidaridad el mecanismo”, dijo el jefe de Estado. 
El mandatario afirmó que postergó la comunicación para que nadie pensara que quería poner otro eje cuando la urgencia inmediata es contener la expansión del coronavirus en las villas.
El secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, está abocado al plan, según contó el mandatario, que –en rigor– reiteró varias de las premisas que planteó en su discurso de asunción ante la asamblea legislativa. También, colabora el asesor Alejandro Grimson, quien coordinó la publicación de ensayos de intelectuales de distintas extracciones con el sugerente título El futuro después del Covid-19. “Asumimos con un plan clarísimo. Teníamos que resolver primero el problema de la deuda; cayó la pandemia y se alargó la negociación. Y obvio que va a haber un plan después de esto y va a ser coherente con todo lo que dijo el presidente”, responden en la casa Rosada.
En el transcurso de la semana, Fernández se refirió en casi todos sus discursos a la pospandemia. “Va a haber un día después de la pandemia y vamos a estar de pie”, aseguró en Formosa. “Es una buena oportunidad después de que esta pandemia pase para replantearnos seriamente el país”, reiteró horas después en Misiones. En La Plata, al lado de Axel Kicillof, insistió en la necesidad de “diseñar un país igualitario, con criterio de igualdad. Ese el verdadero desafío que deja la pandemia”, sentenció.
En el Gobierno nadie quiere anticiparse a la comunicación presidencial. Alberto Fernández brindó algunas pistas concretas sobre su programa en cada una de sus intervenciones de esta semana. En primer lugar, se refirió a la necesidad de una reforma tributaria. Mencionó la injusticia del IVA, que deben pagar indistintamente ricos y pobres y de Ganancias. “Claramente está mal y hay que corregirlo”, afirmó al respecto.
Desarrollar el federalismo es otro de los ejes en los que trabaja Fernández. En Misiones, el mandatario reconoció también la necesidad de rediscutir un nuevo esquema de coparticipación. El presidente se disponía a quitarle el punto extra que recibió la Ciudad durante la administración anterior cuando el coronavirus desembarcó en la Argentina.
Se refirió otra vez al desarrollo de las economías regionales y al crecimiento demográfico desproporcionado de Buenos Aires, que sumó 16 millones de habitantes en las últimas décadas. A un metro de distancia lo escuchaba Eduardo de Pedro, que antes de que comenzara la pandemia relanzó la Dirección Nacional de Población.
El ministro del Interior quiere potenciar esa área para empezar a pensar en una descentralización y en un federalismo más vigoroso. Por eso pretende que el país se sume al Foro de Federaciones –una suerte de OCDE del federalismo– a la que están asociados 10 de los estados federales del planeta; todos con realidades muy disímiles entre ellas Alemania, Canadá, Suiza, Australia, Etiopía, Brasil, India, México, Nigeria y Pakistán.
En el plano institucional, en tanto, el Ejecutivo avanza la reforma judicial. Por otra parte, el Consejo Económico y Social, cuya creación todavía sigue dilatada en el Congreso, servirá solo para discutir algunos de los ejes; los sociales en particular. “Para el resto está la mayoría en el Congreso”, razonan algunos funcionarios de trato periódico con el presidente.