Diario Formosa »
LA FAMILIA PUYÓ ACOMPAÑÓ EL RECLAMO

Marcharon pidiendo justicia por el femicidio de Daiana Samana

Por el femicidio, en primera instancia habían demorado a un joven de 19 años, quien luego quedó en libertad, y por el momento se encuentra detenido un hombre que vivía en el velódromo, donde encontraron el cuerpo de Daiana, quien habría muerto por estrangulamiento y no por un corte en el cuello, como se estimó en primer momento.

Miércoles, 13 de Noviembre de 2019


A casi una semana del asesinato de Daiana, los padres organizaron la primera movilización para reclamar por la vida de su hija. La investigación aún sigue su curso, pero los familiares siguen sin obtener información sobre la causa. 
La concentración fue en la plaza San Martín y de allí salió la columna con los padres, hermanos, familiares, amigos, compañeros de colegio, diferentes organizaciones feministas y personas autoconvocadas que se sumaron a brindar apoyo a la familia y a exigir que el femicidio de Daiana no quede impune y que no haya otra mujer muerta en Formosa. 
Al no tener respuestas ni certezas sobre la causa, ni sobre el imputado por el asesinato de Daiana, sus padres y amigos organizaron a través de las redes sociales esta concentración con posterior marcha por toda la avenida 25 de Mayo. Altavoz en mano, quien guiaba la marcha era una de las amigas de la adolescente asesinada y casi a modo de eco repetía la consigna: “Justicia por Diana, justicia por todas”. 
Carteles con fotos de Daiana, con diferentes pedidos y reclamos a distintas organizaciones como la Policía, la Justicia y el Estado, pudieron verse en las manos de quienes asistieron a la marcha. “El Estado es responsable”, “Ni una menos”, “La Policía no nos cuida”, “Tocan a una, tocan a todas”, entre otros. 
Al llegar a la plaza San Martín, luego de la vuelta por la avenida principal de la ciudad, la madre de Diana agradeció a los presentes y recordó a su hija. “Me mataron a mi Daiana, quiero que se haga justicia y que el que le hizo daño vaya preso”. Sin brindar más detalles sobre la investigación, ni el acusado. 
Según informó una fuente cercana a la familia al diario FORMOSA, los padres de la adolescente decidieron realizar la marcha porque “hasta el momento no tienen ningún tipo de información sobre lo sucedido, el peritaje, el acusado, ni nada que pueda aportar al avance de la causa; es angustiante no saber nada y que se mantengan en absoluto hermetismo”. 
Además, informó que “de acuerdo a lo que suceda luego de esta movilización, veremos si organizamos otra marcha inmediata que sería el miércoles o el viernes; si obtenemos alguna respuesta, la marcha será recién el lunes, pero seguiremos con las movilizaciones”. 
Las compañeras y compañeros del 5.º año de la Escuela Carlos Pellegrini estuvieron presentes en la marcha y acompañaron a la familia de Daiana en todo momento, desde la búsqueda desesperada, hasta la convocatoria de la concentración. 
“Daiana era una excelente compañera y amiga, no se merecía esto, nadie se lo merece. A Diana le quitaron la posibilidad de vivir, de hacer realidad sus sueños. Me mataron a una gran amiga, toda mi infancia pase con ella y ahora ya no la tengo”, dijo una de las compañeras de la joven. 
Por el femicidio, en primera instancia habían demorado a un joven de 19 años, quien luego quedó en libertad. Por el momento se encuentra detenido un hombre que vivía en el velódromo en construcción, donde encontraron el cuerpo de Daiana, quien habría muerto por estrangulamiento y no por un corte en el cuello, como se estimó en primer momento. 
 
Dos familias atravesadas por el dolor 
 
En un claro gesto de empatía y acompañamiento, Horacio y Analía, los padres de la joven Sofía Puyó, fallecida en marzo de este año en un accidente automovilístico, al que la familia cataloga como homicidio, se acercaron a la plaza San Martín y participaron en la marcha para pedir justicia por el femicidio de Daiana. 
Una vez finalizado el pedido, acompañaron a los padres y hermanos de Daiana con velas prendidas y elevaron una oración en la que pidieron “fuerzas para la familia y que se haga justicia”. 
Hoy, ambas familias luchan por esclarecer las muertes de sus hijas y exigen a la Justicia severidad al momento de tomar la decisión de sentencia para los acusados. Se acompañaron en un profundo abrazo que movilizó a todos los presentes en la plaza. 



MÁS LEÍDAS


Ir a la versión de escritorio