EN SU PASO POR FORMOSA RECORDÓ SU PASADO Y HABLó DE LO QUE VENDRÁ
Mimí Sosa: “Mi sueño máximo son los Juegos Olímpicos”
Viernes, 16 de Noviembre de 2018
La capitana de la selección argentina de vóley, la formoseña Emilce Sosa charló con FORMOSA en su estadía en la ciudad luego de cerrar la tercera clínica deportiva y, entre otras cosas, habló del sueño que le falta cumplir y en un mano a mano, hizo un repaso por su carrera y de lo que vendrá con el equipo nacional.
Emilce Sosa, nació el 11 de septiembre de 1987 se convirtió una de las mejores jugadoras de la argentina y es formoseña, se crió en el Oeste de esta provincia recorrió el mundo con el vóley siendo campeona en dos oportunidades en Rumania, lleva la cinta de capitana y la diez en las espaldas una auténtica pantera salvaje que triunfa en todos los rincones del planeta.
Acaba de cerrar su tercera clínica deportiva en la ciudad y ya entrena con la selección con la mente puesta en cumplir su sueño máximo que es llegar a los olímpicos, previo paso por esta capital donde en junio disputará el Grand Prix ante potencias mundiales.
Con la dulce sonrisa que la caracteriza nos recibió en la casa de su hermana Carolina en un barrio céntrico de esta ciudad donde con su madre Vilma revivieron tiempos de su niñez.
—Tus primeros años pasan en el interior provincial, después de esta gran carrera, cuando volvés a aquellos lugares ¿que recordás?
—Cuando vivíamos en Lote 1 departamento de Ramón Lista, bien allá en el Oeste formoseño, lo que recuerdo es que no teníamos nada de nada, luz, televisión, computadoras y demás, entonces era como que no veía más allá del pueblito, era una comunidad aborigen y ahí siempre soñaba con viajar pero no tenía idea de lo que era el deporte. Veía a mi papá jugar al fútbol y yo también quería jugar a la pelota. Era más libre, jugaba en el monte horas y horas y volvía tarde a casa, no tenía ni idea de lo que era la tecnología, era algo muy natural, tampoco tuve idea de lo que iba a ser mi vida, mi carrera, nunca pensé en salir de allí tampoco a jugar al vóley o al fútbol sólo pensaba en correr en los montes.
—¿Eras una niña que jugabas junto a los chicos de la comunidad wichí?
—Mi mamá daba clases y cuando terminaba salíamos a jugar al monte, hacíamos casitas de ramas y chozas donde nos divertíamos, ellos fueron mis primeros amigos yo llegué a los ocho años ahí y recién tuve contactos con los criollos cuando tenía 13 que ya fui a la secundaria.
Mimi lleva el antebrazo tatuado en idioma wichí que dice otetsel ta n´am talakw que significa mis raíces, mi historia, que se lo hizo como manera de llevar presente lo vivido en el lote rural y de las enseñanzas de los aborígenes.
—¿Qué rescatás de aquellas vivencias?
—La libertad, era libre, sabía que llegaba a casa y que tenía a todo el mundo cuidándome cuando iba a la escuela. En lote 8 también los chicos me acompañaban en bicicleta y cuando no llegaba mi mamá se preocupaba y ya los chicos me iban a buscar para volver a casa, creo que fue una época muy linda de mi vida porque mi infancia fue tranquila sin tanto de lo que se tiene hoy, de redes sociales, computadoras, horas de tele y lo que me marcó un poco fue la lealtad que ellos tenían conmigo y la amistad que me brindaron.
—¿Que pensás hoy de aquellas comunidades y sus formas de vida hoy?
—Cambiar no sería ideal, pero sí, me parece que sería bueno que se incorporen a la sociedad, que puedan tener las mismas oportunidades que todos, de ir a la universidad, de estudiar y formarse porque ellos vuelven a sus tierras y lo que aprenden afuera, como por ejemplo los agentes sanitarios o maestros, estaría bueno que devuelvan a sus tierras.
—¿Qué te llevó a impulsarte y buscar nuevos horizontes?
—Un poco yo y un poco mi papá, lo veía jugar a el y quería jugar también, vivir en Las Lomitas y que un entrenador me vea, fue algo que me abrió la cabeza porque yo no tenía idea de que podía ir a jugar a otro lugar, que podía vivir del deporte, entonces que un entrenador me lleve a probar a una ciudad tan grande como es Córdoba fue determinante.
—¿Cuáles pensás que fueron las condiciones que te llevaron a triunfar?
—Creo que el salto fue lo que me llevó a jugar a nivel internacional, para mi posición (central) soy una jugadora muy baja, pero con el salto compenso la altura que necesito. Otras jugadoras no alcanzan entonces es eso, la magnitud del salto y tuve que trabajarlo mucho para mantenerlo al nivel internacional y alto rendimiento.
—Te inclinabas por el fútbol, cuando comenzaste a incursionar en el vóley, ¿que pasó con el balompié?
—Cuando me dieron a elegir, lo elegí por la familia del vóley. El primer club donde fui era muy familiar (Universitarios de Córdoba), me demostraron tanto amor por este deporte y cómo cuidaban a las chicas y toda la familia iba a los partidos y por ello me decidí por el vóley.
—¿Qué pensás del título que te dieron en una nota: La Messi del vóley?
—Creo que en el vóley no se tiene en cuenta el nivel individual, alguna vez hice unos jueguitos, cabecitas y ahí entonces ya me relacionaron con Messi, además porque soy argentina y en México también me hicieron una nota que me relacionaron con Maradona y más porque llevo la camiseta número 10.
—Teniendo en cuenta que saliste de una comunidad muy chica del interior de Formosa, cuando llegaste a Córdoba ¿cómo fueron los primeros tiempos?
—Córdoba es una ciudad bastante grande, lo bueno fue que mi hermana fue conmigo y no estaba sola pero me llevó tiempo adaptarme para viajar todos los días para entrenar.
—¿Alguna vez pensaste el volverte?
—Sí, muchas veces. Pensaba mucho en mis amigos, en la familia pero el incentivo de poder seguir creciendo en el deporte me ayudó a quedarme y a continuar.
—¿Cómo fue tu vida cuando empezaste a jugar en la liga a nivel nacional con grandes equipos?
—Cuando empecé a jugar como profesional o semiprofesional, sabía que eso era para mí. Quería seguir escalando y fui creciendo, me puse el objetivo de jugar en Buenos Aires donde tenía varias ofertas pero Boca era el objetivo porque en ese momento estaba mejor posicionado y cuando llegue ahí fue un cambio terrible porque Buenos Aires es el doble de grande que Córdoba pero fue todo muy rápido, en realidad en mi carrera fue todo muy rápido no imaginaba que llegaría a jugar al vóley porque empecé ya de grande, a los 16 años, jugar liga, llegar a la selección, jugar en Boca, fue todo rápido.
—¿Sos obsesiva con tu preparación física?
—Cuando era chica, no. Cuando cumplí 26 me di cuenta de que el físico no respondía como cuando era más joven, porque podía saltar todo lo que quería pero después mi físico ya me fue exigiendo y ahí me empecé a cuidar. Cuando me dicen que yo no puedo hacer alguna cosa, por ejemplo, un entrenador en Europa me dijo que yo no podía sacar y por ello no podía jugar grandes ligas y ahora salí mejor sacadora de la Súper Liga brasileña, cuando alguien me dice que no voy a poder me da más fuerzas para salir adelante.
—¿Buscás ser una jugadora completa?
—Al ser central no tengo recepción porque nunca entrené ese puesto, tengo el ataque lento y dentro de mi posición intento ser completa.
—¿Cómo fue el momento cuando fuiste convocada por la selección?
—Fue sorpresa porque, al entrenador de la selección mayor no le gustaban las jugadoras bajas, era casi imposible para mí, entonces, el entrenador de la sub 23 me convocó para un torneo amistoso y me destaqué entre las jugadoras, el entrenador de la selección mayor me vio jugar y me llamó, fue una sorpresa inmensa, cuando empecé a entrenar con las chicas de más alto nivel no podía creer que estaba ahí.
—Tu paso por Rumania ¿cómo fue?
—El primer año fue duro porque salía por primera vez del país, tenía 24 años y no hablaba otro idioma más que el castellano y en Rumania tuve que aprender todo muy rápido, pero fue una linda experiencia para mí, yo tenía la meta de jugar en Europa y lo conseguí, también salimos campeonas, después jugué la Champions, que es algo importante allá.
—¿Cómo ves el deporte femenino?
—Creo que evolucionó mucho el deporte femenino, se habla del fútbol femenino, vi jugar a la selección brasileña y el deporte se está dando a conocer ahora o lo están sacando más a la luz que en otros tiempos, antes era como que no le daban mucha importancia. Creo que se está invirtiendo en el deporte femenino y por eso también se ve mucho porque la difusión es mayor que en otros tiempos.
—Tu experiencia en Brasil ¿cómo fue?
—Muy linda, teníamos el objetivo de entrar entre los ocho mejores primeros, no lo pudimos cumplir pero fue increíble jugar en la Súper Liga, entrenar fue diferente en un país muy voleibolero, donde todo el mundo conoce a las jugadoras de selección y de la liga local porque se ve vóley allá, lo trasmiten por televisión, hay mucha diferencia porque allá traen resultados y eso es lo que buscamos ahora en Argentina, pero Brasil es campeón olímpico.
—¿Qué pensás de lo que te toca ahora de jugar con la selección, de jugar en Formosa, tu momento tu nivel?
—Creo que estoy en etapa de crecimiento porque, como siempre digo, que a partir de los 27 o 28 años una jugadora alcanza su madurez, yo estoy más o menos en esa edad y estoy en una etapa de crecimiento. Física como técnicamente este año aprendí muchísimo, estoy pasando por un buen momento en mi carrera, jugar en Formosa es un plus para mí, para la selección que va a jugar en la Argentina otra vez, el Grand Prix va a ser algo muy lindo.
—¿Qué pensás del potencial del vóley en Formosa?
—Vi más en los varones más que en las chicas, Formosa está creciendo como provincia. A partir del vóley creo que Formosa se está dando a conocer jugando liga como San Marín y hay clubes que quieren invertir en el deporte de liga y con eso crece mucho el nivel porque vienen jugadoras de otras provincias a jugar y aportan al crecimiento y veo que hay ganas de crecer, se nota.
—¿Que pensás de la preparación en Formosa?
—Hay grandes entrenadores como Martín López que es la mano derecha de Julio Velazco quien es uno de los mejores del mundo y el trae eso para Formosa, está bueno porque ya se puede ver resultados con buena preparación física y no como antes que prácticamente era sólo salir a jugar.
—Toda tu vida viajaste, ¿tuviste tiempo para el amor?
Suelta risas.
—Siempre hay tiempo para el amor, todavía no pienso en eso, estoy metida en el vóley, tal vez más adelante porque ahora tengo una meta que es llegar a los juegos olímpicos y de ahí descansar un poco del vóley y formar familia.
—¿Cumpliste con todos tus objetivos?
—Todavía no, el gran sueño de mi vida es jugar unas olimpíadas, más ahora que tenemos muchas chances y ahí sería concluir los sueños de mi vida del vóley que gracias a Dios se me cumplieron casi todos y después por supuesto seguir creciendo, participando en las mejores ligas. Llegar a la liga fue cumplir un sueño, jugar en la selección fue cumplir un sueño y el sueño más grande, es jugar los juegos olímpicos que están a un año.
—¿Qué tenés por delante?
—Empiezo el lunes (por ayer) con la selección y hasta octubre no paro, después julio en Formosa.
—¿Qué pensás de la selección?
—Antes del Grand Prix tenemos varios partidos con la selección, nos propusimos varios objetivos a corto plazo nunca pensamos el gran torneo porque tenemos dos grandes torneos este año: la clasificación a los Panamericanos para el próximo año y la clasificación a la Word Cup, vamos paso a paso.
—¿Sentiste alguna vez algún tipo de discriminación con la cuestión de género?
—Va a pasar siempre, el jugador de vóley en Argentina va a ganar mucho más que las mujeres porque vende más el vóley masculino, yo nunca me hice problemas por eso, algo que pasa pero en Rumania por ejemplo, las mujeres ganan más que los varones en el vóley y en Brasil es más pareja la cosa.
De esta manera cerraba la charla con una mujer que quedará en la historia del vóley nacional, una deportista que representa a Formosa y a Argentina en cualquier parte del mundo donde se juegue al vóley.
ENVIAR NOTICIA A UN AMIGO IMPRIMIR NOTICIA
QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?
Nombre y Apellido
e-mail
Comentario
Ingrese los caracteres de la imagen
IMPORTANTE:Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

EDICIÓN IMPRESA


EDICIÓN DEL DÍA
TAPA
CONTRATAPA

COTIZACIONES
Moneda
Compra
Venta
 Dolar 34,60 36,53
 Euro 39,84 42,45
 Real 8,80 10,12