Caña con ruda para alejar maleficios como la pandemia


En tiempos de pandemia la costumbre de beber caña con ruda llegó este año mucho más fuerte, y así como el distanciamiento social es la mejor forma de prevenir la propagación del coronavirus, muchos tal vez hoy se animaron a una dosis extra de este brebaje que según la creencia popular tiene propiedades sanadoras.
Los tres sorbos, los siete tragos, uno largo, un vaso entero, se beben en ayunas y se acompañan con frases clásicas como “Julio los prepara y agosto se los lleva”, “Caña con ruda, contra el mal ayuda” o “Más vale emborracharse que morirse”. La tradición indica que hay que llevarlo a cabo el 1° de agosto de cada año, pero quienes no lo logren tienen tiempo hasta el día 15.
En medio de la pandemia, la caña con ruda cobró  aun más notoriedad a través de las redes sociales, sobre todo con sentido del humor. Los mensajes y memes en este sentido se reproducen desde hace varias semanas y la costumbre de tomar esta mezcla fuerte que hace arrugar la cara a más de uno se fortaleció tomando un significado tal vez más llamativo.
Entre los memes más llamativo está aquel que habla de La batalla final: Coronavirus vs Caña con ruda, y muchos apuestan a que hoy es una buena ocasión para vencer al virus que ocasiona muertes en todo el mundo y mantiene, en el caso de Argentina, con un aislamiento social y preventivo obligatorio que entra en el quinto mes.

El tradicional puesto de venta de la “vacuna guaraní” para alejar los males en Formosa es el mercadito paraguayo, pero este año también se sumó la venta online, por redes sociales, con precios que van de 80 a 200 pesos incluyendo en el envío.
En los puestos del mercadito se ofrecen las botellitas de 200 milímetros de caña con hojas de ruda a 100 pesos y la de medio litro a 200 pesos. Como la oferta es variada, también se ofrece a los clientes la posibilidad de comprar el mazo de ruda a 200 pesos y la botella de la caña de 500 milímetros también  200 pesos para personalizar el preparado.
La creencia del poder curativo de la caña con ruda, ya arraigada entre los formoseños, disparó la oferta y la demanda del brebaje milagroso en los diferentes comercios y por las redes.

Tradición

Tomar caña con ruda el primer día de agosto es una costumbre que año a año suma adeptos. 
Esta costumbre, enraizada en el Norte argentino se extendió por todo el país. Es una tradición milenaria, que proviene de los pueblos originarios de América que reconocían en la ruda múltiples propiedades medicinales contra parásitos y malestares gastrointestinales, además de su uso para calmar el ardor y la irritación de picaduras de bichos y alimañas. 
Como en agosto se producían grandes lluvias, que junto al frío causaban muchas muertes en la población y en el ganado, crearon este remedio natural donde se mezcla la caña con la ruda para superar estos problemas.

La evolución del brebaje

Originalmente se utilizaban licores fabricados con chañar, patay, tunas o algarroba, a los que se les agregaba la contrayerba o hierbas medicinales. Con la llegada de los europeos, los componentes fueron mutando hasta conformar la receta que hoy conocemos.
La introducción del cultivo de caña para la fabricación de azúcar, en la época de la colonización española, empezó a producir paralelamente el aguardiente de caña. A esto se le sumó la llegada de la ruda a América cuyas capacidades medicinales no pasaron desapercibidas.
A esta combinación de planta y bebida, el imaginario guaraní le fue adjudicando propiedades y virtudes. De allí derivó la creencia popular que considera a la caña con ruda como un conjuro contra la envidia y la mala suerte. El brebaje se consume “para espantar los males del invierno”.

Las propiedades

La ruda es conocida como una de las plantas mágicas muy poderosas, siendo muy utilizada desde la antigüedad como protectora contra todo daño. “Si se mantiene durante un año pasan las propiedades medicinales de la ruda al líquido, en este caso la caña; es un antiparasitario muy bueno, por eso los abuelos los tomaban en agosto, lo que hoy se consigue con un montón de fármacos, ellos lo conseguían con la ruda”, dicen los sabios guaraníes que intentan convencer a los más jóvenes que activa la circulación de la sangre, mejora el rendimiento cerebral, mejora la vista, mejora la memoria, regula el intestino, aporta flora intestinal, previene el resfrío, aleja los malos espíritus, cura “brujerías”, atrae la buena suerte…

En la tradición cristiana aparece en la Biblia, precisamente en el Evangelio de San Lucas 11,42, como mención de uso alejado de la fe y asociado con ceremonias y rituales. 

En Roma, Plinio “El Viejo” la recomendaba para la vista. En la Edad Media la gente rica cargaba con un ramito cuando salía a las calles para que no se les subieran “los piojos de los mendigos”.

La medicina natural de los siglos XVI y XVII la usaban como antídoto contra el veneno de hongos, serpientes y otros animales ponzoñosos.

Fue llamada la “Planta del Perdón” porque decían que quien la tomaba perdonaba las traiciones y los malos sentimientos. -Los chinos también le atribuyen características benéficas, la usaban para contrarrestar los efectos de la fiebre palúdica y los malos pensamientos.

Los magos celtas consideraban que la ruda era una verdadera defensa contra hechizos y trabajos maléficos; solían usarla para las bendiciones y la sanación de los enfermos. Y ese mismo carácter sagrado tuvo para los egipcios, hebreos y caldeos, quienes afirmaban que la planta de ruda era un don de los dioses.

En América, los indígenas agregaban la ruda a sus hechizos de amor. Aseguraban además a las enamoradas que con apenas exponer unas pocas ramas a la luz de la luna y después entregárselas al ser amado, conseguirían conquistar su corazón.

El Carrulim, Patrimonio Cultural Inmaterial en Paraguay

El 29 de julio de 2019, la Secretaría Nacional de Cultura del Paraguay (SNC) declaró como Patrimonio Cultural Inmaterial al Carrulim, mezcla de caña blanca, ruda y limón, brebaje tradicional del Paraguay transmitido de generación en generación cada 1 de agosto. 

La solicitud a la SNC para la declaración como Patrimonio Cultural Inmaterial a la manifestación popular cultural y práctica tradicional al carrulim, que se bebe con la creencia de purificar la sangre y atraer la buena suerte, fue presentada por Jorge Leguizamón y Javier Torres.

Según el informe técnico elaborado por la Dirección de Estudios, Antropología, Arqueología y Paleontología de la SNC para recomendar la aprobación de la declaración de PCI a los conocimientos y saberes tradicionales del carrulim, los paraguayos cumplen con un ritual muy antiguo, que consiste en tomar unos sorbos del mítico y efectivo brebaje.

“El nombre carrulim debe a sus iniciales de ca (caña), ru (ruda) y lim (limón). Este tradicional preparado es el único que puede librarnos de todo lo malo según la creencia popular, e influye muy considerablemente en los valores y creencias que constituyen el fundamento de muchos usos sociales y tradiciones culturales en Paraguay”, sostiene el informe técnico de la SNC.

Día de la Pachamama

La Pachamama o Madre Tierra, es la diosa femenina de la tierra y la fertilidad, una divinidad concebida como la madre que nutre, protege y sustenta a los seres humanos. Es la naturaleza que está en contacto permanente con el ser humano, con quien incluso interactúa a través de diversos rituales.

Se entiende que la Pachamama protege a las personas y les permite vivir gracias a todo lo que le aporta: agua, alimentos, etc. Los hombres, por lo tanto, deben cuidar a la Pachamama y rendirle tributo.

Venerada por los pueblos aborígenes que habitan el Noroeste argentino, como también en Bolivia y Perú, la Fiesta de la Pachamama se celebra el 1° de agosto.

La tradición indica que hay que alimentar a la Pachamama, enterrando una olla de barro con comida cocinada, alcohol, vino, cigarrillos, chicha y otros elementos más. Este rito presupone que entregamos a la Madre Tierra todo lo que queremos que nunca falte a nuestra familia durante todo el año.

La ceremonia incluye la ingesta de mate con alcohol y la colocación de “Llojke”, denominado también “Yoki”, que es un amuleto realizado de dos hebras de hilo de color blanco y negro.

Uno de los lugares en donde cobra gran protagonismo esta fecha es en San Antonio de los Cobres, en la norteña provincia de Salta, donde desde 1995 se organiza la Fiesta Nacional de la Pachamama de los Pueblos Andinos.

La fe centrada en la Pachamama convive en muchos casos con el cristianismo. Se producen entonces sincretismos entre las creencias: por ejemplo, en Bolivia, la Pachamama es identificada con la Virgen de Copacabana en La Paz, y la Vírgen del Socavón en Oruro. En Perú, la Pachamama es identificada con la Virgen de la Candelaria.

La fiesta de la Pachamama encierra el concepto de finalizar ciclos, renovarse y comenzar nuevos proyectos y es un ritual de agradecimiento a la Tierra por su protección y lo que ofrece diariamente. Uno de los ritos más populares es tomar caña con ruda.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :