En una actitud altruista, pacientes recuperados de covid-19 en Formosa donan plasma


Los profesionales que llevan adelante el procedimiento explicaron que se realiza desde un separador celular, a través del método aféresis, que dura aproximadamente unos 40 minutos. A través de este mecanismo, se le extrae la sangre entera al donante, centrifuga, separando las células, dejando el plasma.

“Decidí donar plasma porque es para bien”, contó Néstor, un joven formoseño de Subteniente Perín que recuperado del coronavirus donó voluntariamente plasma para ayudar a los pacientes que puedan llegar a presentar un caso moderado o grave de la enfermedad. “Quienes tenemos esta posibilidad de donar tenemos que hacerlo para ayudar a los demás”, subrayó.
Desde el Centro Provincial de Hemoterapia del Hospital de Alta Complejidad, donde se lleva a cabo el procedimiento de donación de plasma, Néstor, de 26 años, relató su experiencia: “Ingresé a Formosa el 30 de mayo, venía de Buenos Aires, de la localidad de Ezeiza, donde estuve por trabajo. Al llegar a la ciudad capital fui alojado en el Centro Juan Pablo II, donde di positivo, por lo que inmediatamente pasé al Hospital Interdistrital Evita”.
En declaraciones recogidas por AGENFOR indicó que “como únicos síntomas tuve pérdida de gusto y olfato, nada más. Cuando me dieron el diagnóstico, lo tomé tranquilo y en el hospital estuve muy bien”.
Luego de obtener el alta médica, “un equipo de salud fue a mi casa en Perín, me explicaron el tema de la donación de plasma y ahí me terminé de decidir porque ya tenía esa mentalidad de donar. Mi familia lo tomó bien, por suerte me acompañan en todo”.
“Decidí donar plasma porque es para bien –afirmó–. Quienes tenemos esta posibilidad de donar tenemos que hacerlo para ayudar a los demás. Está bueno”.

Compromiso

En otro testimonio recogido por AGENFOR, Adelaida, paciente recuperada de covid-19, expresó: “Yo trabajaba en el Centro Juan Pablo II, donde estaba a cargo de la administración y de coordinar las tareas que llevaba adelante el equipo de cocina”.
“Una vez que me diagnosticaron, me derivaron al Hospital Interdistrital Evita, donde la atención fue excelente –marcó–. Desde la el personal de admisión, pasando por las personas que se encargaban de la limpieza, los enfermeros, los médicos, los psicólogos y los trabajadores sociales. Constantemente monitoreaban nuestro estado y mantenían la comunicación con nuestros familiares que estaban afuera y no podían vernos”.
Manifestó que “si bien podíamos contactarnos con nuestras familias por teléfono o vía online, ellos necesitaban tener también las respuestas de los profesionales médicos como los infectólogos y los psicólogos. De manera que se comunicaban con nuestros familiares y les llevaban tranquilidad, ya que realmente estábamos muy bien de salud porque éramos pacientes asintomáticos”.
Tras recalcar la atención recibida en el Hospital Interdistrital Evita, agradeció “al personal profesional que todos los días asume ese gran compromiso con su trabajo, el cuidado de los pacientes y también con la parte humana de las personas”.
“Siempre que iban a controlarnos era con entrega y amabilidad. Es un virus altamente contagioso, pero tenían una gran predisposición y toda esa atención que han tenido para con nosotros fue muy valorada”, acentuó.
Tras obtener el alta médica, Adelaida se encuentra en su hogar y “de a poco me voy incorporando a mi trabajo”.
Consultada sobre si donará plasma, respondió que sí. “Me tienen que hacer los estudios para ver si cuento con los anticuerpos necesarios. Pero sí, me encantaría, porque quiero ayudar a quienes lo necesiten”, concluyó. 

 

Formosa los busca

El doctor Juan Carlos Atencia, director de Laboratorios de la provincia, resaltó la actitud altruista de Néstor y otros formoseños que donan plasma para ayudar a los pacientes que en algún momento puedan llegar a necesitarlo.
“Néstor es uno de nuestros héroes, ya que está donando plasma, uno de los componentes de la sangre que va a permitir que en cualquier momento que se necesite podamos acudir a su uso para poder recuperar a algún paciente que se encuentre en una situación moderada o grave”, remarcó.
En ese sentido, el especialista enfatizó que “hoy tenemos una muy buena cantidad de plasma de donantes, pacientes que se recuperaron, para afrontar cualquier tipo de contingencia que pueda ocurrir en la provincia”.
“Eso es gracias a la donación voluntaria de estas personas, que en su mayoría son jóvenes formoseños que hoy se encuentran haciéndole frente también a esta pandemia, aportando a la lucha de todo esto”, ponderó.
“Nosotros vamos a buscar a los donantes”, hizo notar el doctor Atencia, reiterando que Formosa es la única provincia del país que procede de esa manera.
Explicó que “primero les hacemos una visita en sus domicilios donde les explicamos en qué consiste el procedimiento. Luego vamos a buscarlos para la donación, la cual es voluntaria y después los llevamos de nuevo”.
“Formosa es la única provincia que hace esto y se puede lograr porque el Gobierno de la provincia, partiendo del gobernador Gildo Insfrán, ha dado todos los medios para que lo podamos hacer. Contamos con todos los recursos e insumos para que podamos ir casa por casa, en el marco de una atención primaria de la salud totalmente pura”.

Detallan el procedimiento
El técnico Sebastián Hermosilla puntualizó que el procedimiento se lleva a cabo desde un separador celular, a través del método aféresis, que dura aproximadamente unos 40 minutos.
A través de este mecanismo, se le extrae la sangre entera al donante, centrifuga, separando las células, dejando el plasma. En el siguiente ciclo le devuelve los otros componentes, como los glóbulos rojos, que no se ocupan. 
Es por ello que este procedimiento se puede efectuar cada tres días, detalló, y el donar sangre cada dos meses. Es que el donante, en este caso, en 24-48 horas ya recupera el plasma que donó. 
“Lo que hacemos previamente es tomarle una muestra de sangre a la persona que va a donar, un hemograma completo, y esos datos son cargados a la máquina, junto con el peso y la estatura el paciente, y nos arroja la volemia, es decir la cantidad de sangre circulando en el organismo. Dependiendo de eso, nosotros evaluamos cuántos mililitros de plasma se le van a extraer a ese donante”.
En este punto, esclareció el profesional que “no se les saca a todos la misma cantidad de plasma, ya que obviamente influye el peso, la estatura y lo que nos arroja en el laboratorio el hemograma previo a la donación”.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :