COMPLICACIONES POR COVID-19

Dolor por la muerte de Juan Domingo Martillo Roldán


 Fue uno de los máximos exponentes del deporte en el país en la década del 80’, destacándose en el plano internacional. Sufría de diabetes, hipertensión y obesidad.

El 14 de septiembre del 2016 visitó Formosa momento en que brindó una clínica a jóvenes pugilistas, entrenadores en capital e interior. Ese día, el Concejo Deliberante de la ciudad declaró visitante ilustre al legendario deportista, coincidentemente con el Día del Boxeador.
El ex boxeador Juan Domingo Martillo Roldán, figura del pugilismo nacional e internacional en la década del 1980, falleció a los 63 años luego de haber permanecido 10 días internado en la ciudad cordobesa de San Francisco, por complicaciones provocadas por el coronavirus, ya que era diabético, hipertenso y obeso.
Roldán, nacido en Freyre, Córdoba, el 6 de marzo de 1967, combatió en la categoría mediano y se caracterizó, a partir de ser figura en las grandes veladas del mítico Luna Park, por tener una pegada letal que le valió el mote de Martillo.
Alumno del notable Amilcar Brusa, el inolvidable entrenador de Carlos Monzón, encontró en Juan Carlos Tiro Lectoure al gestor de su gran explosión a nivel internacional en una categoría que en los 80’ contaba con notables figuras como Thomas Hearns, Marvin Hagler, Ray Sugar Leonard y Roberto Mano de Piedra Durán.
Roldán fue campeón argentino de los medianos y dos años después se consagró monarca sudamericano, logrando con ello el pase al gran nivel internacional.
En las fastuosas veladas celebradas en la ciudad estadounidense de Las Vegas, el bonachón cordobés noqueó a Frank Animal Fletcher, luego perdió por nocaut técnico ante Hagler (a quien sin embargo logró derribar), superó por fuera de combate a James Kinchen y fue noqueado por Hearns y Michael Nunn.
Roldán consumó un palmarés de 75 peleas, con 67 triunfos (47 antes del límite), 5 derrotas y 2 sin decisión.
Quizá no contó con un corazón de campeón, no tuvo el temperamento de Víctor Galindez o Jorge locomotora Castro para sobreponerse a la adversidad sobre el cuadrilátero o le faltó una pétrea mandíbula, pero Roldán fue un gran campeón y será recordado por su temible pegada.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :