Liga Nacional de Básquetbol

El certamen regresaría este mes y con formato diferente


La máxima competencia del básquet en la Argentina tendría la idea de dejar de lado las burbujas y volver al formato de localías, sin público y con testeos previos a los viajes. De confirmarse esto, La Unión de Formosa tendrá que buscar jugar de local fuera de la provincia, debido a las restricciones que rigen.

La Asociación de Clubes de Básquetbol (AdC) planea el regreso de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) para el 30 de noviembre tras los contagios masivos de coronavirus en las burbujas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que derivó en la suspensión por parte del Ministerio de Turismo y Deporte al detectar incumplimientos en los protocolos.
Los dirigentes hicieron varias reuniones virtuales en los últimos días, luego del golpe que significó la cancelación momentánea de la competición por tener al menos 45 contagios entre delegaciones y árbitros, uno de ellos internado.
De las horas de zoom y de las llamadas telefónicas, estiman potable la posibilidad de reanudar el torneo luego de la ventana FIBA –el 27 y 28 de este mes con ocho seleccionados en Buenos Aires–, según le constataron distintas fuentes a Télam.
“Tenemos que presentar el proyecto nuevamente al ministro Matías Lammens (Turismo y Deportes) y a la gente de Salud (Ginés González García). Sabemos que cometimos errores, los asumimos pero queremos seguir con el torneo”, contó un directivo.
La nueva idea incluye dejar de lado la burbuja, que no funcionó por incumplimientos de la dirigencia liderada por Gerardo Montenegro (AdC) y Fabián Borro (CABB), volver al formato de localías, sin público y con testeos previos a los viajes. Si esta idea se concreta, La Unión de Formosa tendrá que planificar su futuro en la competencia, en la provincia continúan las restricciones, está prohibida la práctica de deportes y, además, el estadio Polideportivo Cincuentenario donde el equipo oficia de local se encuentra dispuesto como hospital de emergencia, en caso de que fuera necesario. El plantel que dirige Daniel Cano disputaba la competencia en la burbuja de Ferro (estadio Héctor Etchart), donde jugó ocho partidos con cuatro triunfos y cuatro derrotas, hasta que el Ministerio de Turismo y Deportes solicitó la suspensión por los contagios de covid-19.
Las fallas: los hoteles tenían 200 personas, con empleados que salían e ingresaban, sin controles sobre las delegaciones; los árbitros de Capital Federal vivieron en sus casas; el personal de la mesa de control no estuvo hisopado; ante el primer caso positivo no se frenó la competición; no se esperaron los resultados de los testeos para comenzar nuevamente la Conferencia Norte, entre otras cosas.
Sin embargo, en las reuniones, la AdC minimizó sus errores y cargó contra los presidentes de los clubes porque “no controlaron a sus jugadores e integrantes de las delegaciones” por salir de los hoteles. De hecho, reforzarán los castigos por los incumplimientos y se sumarán más testeos.
Eso sí, a Télam le confirmaron que todos acordaron que los puntos se jugarán en la cancha y no se habilitarán casos como con Argentino de Junín y Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, que tienen pendientes sus resoluciones contra Platense y Ferro al no presentarse por los contagios en sus equipos.
La alteración del calendario correrá a la Liga Nacional hasta finales de año o principios de enero, al punto que entre las fiestas se jugarían las últimas jornadas o el cuadrangular final.
Fuente: Télam.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :