Fútbol - Defiende el arco de Racing

Yanina Sosa y Gabriel Arias en un encuentro de guardametas


La formoseña Yanina Sosa tuvo grandes pasos en el último tiempo dentro de su carrera en el fútbol. De Belgrano de Córdoba pasó a Racing Club de Avellaneda y ya tuvo experiencia con la Selección Argentina. Junto a Gabriel Arias, repasan sus experiencias y su actualidad en la academia.

Gabriel Arias, con experiencia en el seleccionado de Chile y Yanina Sosa, recientemente convocada al de Argentina, compartieron una charla en el cilindro. El esfuerzo para alcanzar un objetivo, el camino recorrido y el aprendizaje permanente fueron algunos temas de la conversación. “La convocatoria llegó muy rápido”, admitió la arquera del equipo femenino. Y el titular en el masculino la estimuló: “Tiene que ir por más”.

“Al principio, cuando empecé con esto, me daba algo de temor, no lo voy a negar. Pero se pasó rápido, tan pronto me metí en esto”, cuenta Yanina Sosa, arquera titular del equipo que jugará con San Lorenzo los cuartos de final del Torneo Transición 2020. Y aporta evidencias de su progreso, con la convocatoria a los entrenamientos de la Selección que, de a poco, empieza a recuperar su agenda para salir del letargo forzado por la pandemia. De su temeridad también hay testimonios, con la rodilla izquierda cubierta por marcas, cicatrices… una ensalada más que una frutilla con los ingredientes propios del puesto. “Es lo habitual del juego y del puesto –dice–. Además, a veces no hay tiempo de que el raspón se recupere porque te lastimás en un partido y, enseguida, hay que volver a entrenar sobre sintético”, agrega.
Gabriel Arias, sentado a distancia de protocolo sanitario, asiente y aporta su experiencia en las canchas de La Calera, zona árida de Chile donde la superficie artificial es habitual para el fútbol. No es raro que un profesional con prestigio internacional en el seleccionado de Chile, revalidado con desempeños notables en la vigente Copa Libertadores, acuda a los partidos del elenco femenino, comparta entrenamientos en el Predio Tita, acerque elementos de trabajo y brinde consejos.
“Vi a Yanina, sobre todo en los entrenamientos. Tiene mucha personalidad, sabe tomar decisiones y se mueve bien. Juega, se anima, tiene carácter y técnica. Bien merecida tiene la convocatoria a la Selección. Haber llegado a Racing y jugar un torneo exigente le permitirán crecer y consolidarse”, anticipa Gabriel, con la convicción que le otorga su recorrido. Yanina agradece las palabras reales que, hace poco, habían comenzado en el plano virtual como seguidora de la cuenta de Instagram de Arias.
“Sigo su cuenta porque es uno de los referentes del club y del puesto. Por eso le mandé mensajes para felicitarlo por un partido, uno de los tantos en que los que se ha destacado. Quería seguir su historia y también la del club. Es un ejemplo y me gusta su estilo, sale del área, juega con los pies, como me gusta a mí. Y ahí empezamos un intercambio de mensajes”, recuerda la formoseña de 28 años, uno de los refuerzos que se incorporaron para una competencia demorada hasta fines de noviembre por la pandemia de coronavirus. La memoria de Sosa es fecunda y generosa con sus orígenes. Como a muchas de sus compañeras y colegas, al camino de su formación le faltó pavimento y le sobró pedregullo. Pero la voluntad reparó cualquier bache… “De mi provincia (Formsoa) fui a Córdoba a estudiar el profesorado de Educación Física. Unos compañeros me invitaron a un partido de fútbol 5 y fui al arco. Como ya jugaba al vóley, tenía ductilidad para el juego de manos. Me enganché enseguida, pero tuve que aprender muchas cosas con entrenamiento específico en una escuela para arqueros y arqueras, en Córdoba. Me salió la chance de Belgrano y ese fue el primer paso. Cuando miro dónde estoy ahora parece increíble”.
¿Y dónde está, Yanina? Ahora está en etapa de cosecha, consecuencia de una siembra paciente. “Llegar a la Selección es un trabajo de muchos años. Era uno de mis objetivos, además de jugar profesionalmente. Se dio muy rápido, no lo esperaba para este año”, admite y atiente lo que señala Arias sobre lo que le espera.
“La Selección es el premio a la constancia, a un perfil de trabajo y humildad. Eso lleva a lo más alto. Estar en una selección te da la oportunidad de codearte con jugadores que juegan en Europa y en otras ligas, uno lo tiene que aprovechar, aprender y disfrutar”, apunta. Y confía en que este sea apenas el comienzo para Sosa.
“Tiene que ir por más. Todo pasa por las ganas, por la predisposición para trabajar. Racing da muchas cosas, es un club grande y eso tiene que aprovecharlo”, señaló Gaby un consejo que no suena extraño para quien se interesa por lo que sucede en el fútbol femenino. “Estoy pendiente de lo que pasa porque entiendo lo que les ha costado llegar a esto. Entonces, cuando puedo acercarme para participar en un entrenamiento, darles una ayuda o un consejo, lo hago con muchas ganas. Siempre me han recibido de la mejor manera”, señala Arias.

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :