Embarazo: La importancia de la alimentación


Desde el Ministerio de Desarrollo Humano recordaron una serie de consejos destinados a lograr una buena alimentación durante el embarazo, que tiene por objetivo alcanzar un óptimo crecimiento del bebé y bienestar de la madre, así como evitar problemas relacionada con la nutrición.
“En los primeros meses de embarazo la mayoría de las mujeres tienen náuseas y vómitos, por eso son importantes los consejos nutricionales durante esa etapa, principalmente, porque son susceptibles a cambios en el peso debido al período que se encuentran transitando”, explicaron los profesionales.
Lo nutricionistas remarcaron que los consejos son útiles para hacer una buena educación alimentaria y evitar así los ayunos prolongados que suele producirse debido a esto.
Entre los consejos a embarazadas, están: comenzar el embarazo en el mejor estado de salud posible puede hacer una diferencia sustancial en el bienestar suyo y de su hijo. La nutrición durante los primeros meses es muy importante, ya que durante esta etapa se forman los tejidos y órganos fetales.
“Hemos oído –señalaron- la famosa frase de que hay que comer por dos. Esto no significa que debe comer dos veces la cantidad de alimentos. Más bien, usted debería pensar ahora que la alimentación es el doble de importante”.
Cambios
El cuerpo de una mujer atraviesa varios cambios para acomodar el embarazo. Durante los primeros meses, el cuerpo produce una avalancha de hormonas que en algunos casos tienen sus efectos colaterales; la mayoría de las mujeres experimenta náuseas y vómitos.
Para no afectar el estado nutricional, seguir los siguientes consejos pueden ser útiles: realizar 6, 7 u 8 comidas al día, de menor cantidad y más frecuentes; poco líquido con las comidas (para no aumentar el volumen, ni retrasar el vaciamiento gástrico lo que favorecería los vómitos) y fuera de ellas, abundante agua; evitar jugo de cítricos como naranja, pomelo, mandarina, limón, las infusiones de té, cocido, café u  otras hierbas cerca de las comidas; preferir 
comidas secas de fácil digestión en el desayuno como galletitas de agua, grisines, pan tostado, vainillas, se puede acompañar con queso untable, miel o mermeladas. 
Hay que consumir alimentos que se toleren, el yogur suele tener mejor tolerancia que la leche; se puede probar las frutas, como manzana o frutos secas como nueces, almendras y no recostarse inmediatamente después de comer, evitando movimientos bruscos luego de realizar las comidas. 
Además, hay que evitar los alimentos fritos, preferir carnes magras en cantidades moderadas; evitear estar expuesta a olores fuertes de comidas; comer cuando se sienta bien y lentamente masticando bien los alimentos.
La salud del bebé
Para garantiza la energía y los nutrientes que necesita el bebé eliminar productos dañinos, tales como el alcohol (cerveza, vino u otra bebida alcohólica), cigarrillo y drogas ilícitas;
moderar el consumo de sal, existen alimentos procesados que la contienen, como ser los enlatados, embutidos, salsa, entre otros, al no consumirla o moderarla evita el aumento de la presión arterial; practiar ejercicio, como caminar y nadar que ayudan a mantener un peso saludable para la madre y su bebé.
 

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :