Los aerosoles que se emiten al respirar cumplen un rol fundamental en la transmisión del SARS-Cov-2

Los súpercontagios se dan en su mayoría en lugares cerrados


El coronavirus se puede transmitir por tocar una superficie contaminada y llevarnos la mano al ojo, inspirar por inhalación partículas expulsadas por alguien con la enfermedad, ser contacto estrecho de un positivo y a ello se suman los súpercontagios que ocurren cuando una persona con Covid-19 contagia a la mayoría de los que participaban con ella en una reunión o al estar en un mismo sitio cerrado.

El médico epidemiólogo Mario Romero Bruno explicó ayer que los súper contagios se dan en su mayoría en lugares cerrados, lo que demuestra que los aerosoles que se emiten al respirar cumplen un rol fundamental en la transmisión del SARS-Cov-2. 
El especialista mencionó que una de esas formas es por las gotas balísticas que se expulsan al hablar, toser o estornudar, que salen de una persona y le llegan a la otra al ojo, nariz o boca; otra son los contactos estrechos al estar en contacto con un positivo por coronavirus sin las medidas de prevención y distanciamiento durante 15 minutos o más; otra manera son los aerosoles que emitimos al hablar, que son más pequeños y por eso permanecen en el aire e infectan al ser inspirados por inhalación, aunque también se depositan en el ojo, pero esto en menor medida.
Romero Bruno mencionó que un supe contagio conocido fue el coro de Estados Unidos, Skagit, que se reunió respetando la distancia por dos horas y media a cantar y una persona estaba infectada, y de los 60 participantes se infectaron 52 y 2 murieron. Incluso se infectaron quienes estaban a varios metros por detrás de la persona infectada.
Situaciones de riesgo
Por otra parte, el médico explicó que los aerosoles son partículas que pueden ser sólidas o líquidas que quedan suspendidas en el aire y se dispersan con las corrientes de aire: “Son partículas muy pequeñas que flotan, el virus puede quedar en el aire y ser inhalado por una persona y adquirir la infección”.
En este marco, detalló que “si una persona está en silencio, es mucho menor el riesgo de contagio, sin embargo, al hablar emitimos unas 10 veces más partículas respiratorias que en silencio, y al gritar o cantar, emitimos unas 50 veces más partículas respiratorias que en silencio. 
En el peor de los escenarios (gritar o cantar una hora en un espacio cerrado) una persona con Covid-19, liberaría 1.500 dosis infecciosas”. 
Por ello, aclaró, que en un ambiente cerrado, “aunque estemos lejos”, la concentración de aire exhalado se va acumulando y entonces uno termina inhalando el virus. Por ese motivo es importante que en ambientes cerrados haya la menor cantidad de personas posible y durante el menor tiempo posible, sin olvidar el distanciamiento social, el uso correcto del barbijo y el alcohol en gel, aún al aire libre.
Respetar las medidas de prevención 
Por su parte, el médico Julián Bibolini insistió en recomendar a la comunidad el uso del barbijo, el lavado frecuente de manos y la distancia social, así como evitar la circulación, ya que el principal objetivo “es que no se registren nuevas muertes y para eso hay que evitar nuevas infecciones que puede aumentar el número de personas que requieran de la terapia intensiva, al fin y al cabo lo que queremos es que no muera más gente”. 
“Para que eso no ocurra –agregó- dependemos mucho de la colaboración de la población para lograr una disminución de los casos”. 
Por eso volvió a insistir a la población en “tratar de hacer lo máximo posible para usar el barbijo, el distanciamiento social, el lavado de manos; estamos viviendo momentos muy complicados y no queremos que esto empeore y se está haciendo todo lo que se pueda para poder evitarlo”. 
Mencionó también entre las medidas evitar la circulación pues de esa forma hay menor posibilidad de transmisibilidad; lo mismo que el aislamiento para evitar contagiar a otras personas.
“La otra medida importante de la estrategia sanitaria provincial –afirmó- es encontrar a los positivos, ya que así podemos aislarlos para que no transmitan a otras personas. La forma de hacerlo es a través de los testeos que se están realizando en los distintos barrios de la ciudad capital y en el interior para evitar que aparezcan nuevos casos, y donde siempre el objetivo es que no se registren nuevas muertes y para eso hay que evitar nuevas infecciones”.


Estado de los pacientes
Al dar el parte médico, el doctor Julián Bibolini indicó que de las 607 personas que cursan activamente el cuadro infeccioso de coronavirus en la provincia, 13 están en una situación compleja por lo que están internados en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital de la Contingencia Covid-19. 
“De las 13 personas –todas de Clorinda- que están en terapia intensiva –dijo- hay 8 que están aporte de oxígeno pero a través de una mascarilla o bigotera, mientras que son 5 los que requieren de la asistencia respiratoria mecánica. Inclusive hay integrantes de una familia que están internadas también en terapia intensiva en situación compleja lo que nos habla de la gravedad de la situación que puede ocurrir sino no hacemos el esfuerzo necesario de respetar las medidas esenciales de prevención”.
Asimismo, sobre los cinco pacientes, Bibolini agregó que “hay dos que están en una situación crítica”, en tanto que los otros se los considera cuadros graves, aunque igualmente recordó que “todos los pacientes que están en terapia intensiva se asumen con pronóstico reservado”. 
 

Compartir esta noticia :

Deja un Comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Más Noticias :